Esto tuitea nuestro Director General

Lo más resaltante

domingo, 20 de agosto de 2017

Por su maldad los conoceréis



Por Rafael Marrón González /  

“La ignorancia es la madre de la maldad y de todos los demás vicios”. Galileo Galilei


Lo que observo desde mi trinchera es demasiada desesperación pidiendo peras al olmo. Inteligentes políticos y sesudos constitucionalistas, en condición de retiro, exigiendo la designación inmediata de un nuevo CNE, condición sin la cual no aceptan concurrir a elecciones de gobernadores ni de alcaldes, cuando la tozuda realidad quedó patente en la persecución desatada contra los 33 magistrados, de impecables credenciales, designados por la Asamblea Nacional para sustituir a la actual configuración del TSJ, en un ensayo, cuyas consecuencias han sido devastadoras para esta ilusión, como confesara uno de ellos desde Colombia: “jamás creí que la persecución iba a ser tan feroz”. Lastima la ingenuidad. No conocer a estas alturas que esta gente que se apoderó del poder tiene como carburante el odio y el resentimiento, aunque no lo reconozcan o no lo sepan, es inocencia pura. La máxima felicidad de esta expresión terrenal del horror, es poder hacer daño a quienes consideran superiores, ese es el delirio que los eleva por contraste. Son enanos morales y nulidades intelectuales carcomidos por la envidia y el resentimiento, con el omnímodo poder de encarcelar, perseguir, aterrorizar con nocturnidad y alevosía. Su maldad no se detiene ante ninguna consideración humanitaria ni respeta edad ni posición social y el olor a dignidad exacerba su sadismo, sueltas las riendas de la grotesca inmoralidad. Y como para el comunismo el derecho no existe, solo la legislación, esta se aplica con saña, al pie de la letra, como se está aplicando a los alcaldes de oposición por un supuesto desacato al amparo dictado según sentencia del TSJ Nº 371 del pasado 24 de mayo, de impedir el cierre de vías durante manifestaciones en contra del gobierno, lo que no ha podido impedir ni la inmensa represión del gobierno nacional con todos sus recursos, por lo que hoy sufren arbitrarias sentencias de prisión cinco alcaldes de oposición, cuatro de los cuales, con toda razón, prefirieron la clandestinidad, a quienes aplican el artículo 31 de la Ley Orgánica de amparo sobre derechos y garantías constitucionales, aplicado en su oportunidad a Enzo Scarano y a Daniel Ceballos, que reza: “quien incumpliere el mandamiento de amparo constitucional dictado por el Juez, será castigado con prisión de seis a quince meses”, por supuesto que les aplicaron la máxima, además de la desincorporación del cargo por ausencia absoluta y la inhabilitación política mientras dure la condena - faltaron los cien azotes - obviando olímpicamente su elección popular, porque para el comunismo, como expreso arriba, el derecho se reduce a legislación. Los próximos días serán muy dolorosos, el destino del país está en manos de la sustituyente, de origen fraudulento, universalmente rechazada, pero efectiva hasta el grado de subordinar a su dominio todos los poderes públicos, incluyendo el Poder ejecutivo, cuyo presidente fue ratificado en ese acto, por lo que dejó de ser constitucional para ser constituyencial, mientras entregaba su proyecto de constitución, en el cual anunció: “… tenemos Asamblea Nacional Constituyente y vengo a reconocer su poder plenipotenciario y magno para regir los destinos de la República”. Una Asamblea Nacional del Poder popular que ha tomado el gobierno por subordinación voluntaria con facultad para legislar a capricho de sus intereses – remember Robespierre - y no por la justicia, como el castigo con quince años de prisión por instigación al odio, es decir por protestar contra el gobierno, no olvidemos que el terror es el más convincente discurso del comunismo. Estoy seguro de que buena parte del liderazgo opositor correrá igual suerte que Leopoldo López. La Comisión de la verdad del gobierno, como aquella que condenó a treinta años de prisión a los comisarios de la PM para limpiar de culpas a Chávez, lavará con hostigamiento y persecución brutales las manchas de la sangre derramada en el pavimento nacional por la juventud nacida bajo su gobierno. Y seguirá imperturbable su marcha destructiva, amparado por las bayonetas de un ejército que sufre las mismas calamidades que oprimen al pueblo venezolano y que seguirán in crescendo por el bloqueo que, a la mejor manera de Chacumbele, el propio gobierno se infligió al desconocer a la Asamblea Nacional amenazada, ahora, de disolución. Peor para ellos.

Abstención no es solución
Lo anterior es lo que está hoy sobre la mesa, y sería pueril intentar negar esa realidad, la sustituyente puede hacer todo lo que le venga en ganas, como ratificar a las rectoras del CNE, para forzar la abstención, para eso está apuntalada guapetonamente por miles de fusiles rusos debidamente seducidos por la codicia, de los que nosotros carecemos, sin embargo mientras quede un intersticio democrático hay que aprovecharlo, pues esa actitud es la que nos ha concitado el respaldo internacional que tiene a Maduro & Cia contra las rejas. Si no hubiéramos participado en las elecciones para la Asamblea Nacional, todavía estaría Maduro & Cia presumiendo de su talante democrático y la comunidad internacional aletargada por su efluvio, como lo estuvo los anteriores años de absolutismo. Las elecciones a gobernadores, que ganaremos de punta a punta demostrando certeramente la dimensión del fraude del 30J, obligarán a esta gente a arremeter de nuevo contra la voluntad popular con consecuencias imprevisibles para su oceánica estupidez. La sola inscripción de candidatos los ha desestabilizado y enfurecido a Raúl Castro que esperaba que su estrategia sustituyente y su campaña divisionista aventara a la oposición por el camino de la abstención y la violencia. Pero se impuso la razón de Estado. Y la respuesta ha sido adelantar por decreto las elecciones para octubre, alterando los plazos de la norma. ¿Por qué la prisa? Ah, para provocar la ruptura de la unidad por la imposibilidad de primarias. Pero trampa sale con consenso.