sábado, 23 de diciembre de 2017

diciembre 23, 2017

Los comerciantes reportan bajas ventas. De acuerdo con la Asamblea Nacional, Venezuela podría cerrar este año con una inflación de 2.000 %




CARACAS/
Calles poco decoradas por la fiesta decembrina y ciudadanos buscando los precios más económicos para llevar algo a casa. Así lucen las calles de Caracas a un día de la Navidad.
En una encuesta realizada, los caraqueños expresaron sus dificultades para celebrar las fiestas decembrinas. Señalaron que este año será diferente a los anteriores debido a la situación que atraviesa Venezuela.
“El 24 voy a sentarme a hablar con el vigilante y luego a dormir. Qué más puedo hacer si la situación no da para uno celebrar algo. Las hallacas están muy caras y el pan de jamón ni se diga”, dijo una caraqueña mientras caminaba en el bulevar de Chacaíto.
Los ciudadanos admiten que este año tendrán que escoger entre la cena navideña, estrenar ropa o dar un regalo o reducir el gasto en una de ellas. Otros no tienen opción  a pesar de los bonos que ha entregado el gobierno.
Con una inflación que, de acuerdo con la Asamblea Nacional, podría cerrar este año en 2.000%, el salario mínimo en 177.507 bolívares (53 dólares según el cambio oficial), los venezolanos quedan en una situación más complicada que en la Navidad de 2016.
“No voy hacer nada porque no hay dinero. Ahorita voy a trabajar y ni siquiera he desayunado”, dijo la señora Carmen González.
El salario y los beneficios laborales no les permitieron a los venezolanos realizar sus compras navideñas habituales debido a los altos costos. Los comerciantes han reportado bajas ventas durante la temporada en comparación con otros años.
"Diciembre, que en cualquier parte del mundo es considerado como el mes de mayor auge comercial, ya no es lo mismo porque simple y llanamente el ingreso de los venezolanos en este mes no les alcanzó para absolutamente nada", indicó para la agencia EFE Carolina Uzcátegui, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio).

A pesar de la situación que atraviesa la sociedad venezolana, los deseos de los encuestados para el año 2018 son de optimismo, esperando que el próximo año traiga mejores condiciones económicas.