lunes, 5 de febrero de 2018

febrero 05, 2018





Para establecer un nuevo récord de cinismo en este país al que le falta de todo, excepto desgracias, Nicolás Maduro pidió nuevamente el voto de los venezolanos argumentando que todavía le queda mucho por hacer, así lo dijo en cadena nacional de radio y televisión, durante los actos para “celebrar” el ataque terrorista con el que en 1992, un grupo de asesinos a sueldo insertos en la Fuerza Armada Nacional, dirigidos por alias El Fiambre, intentó tomar el poder a través de la ejecución del presidente Pérez y su familia.

“Yo les agradezco que ustedes se hayan incorporado al proceso de consulta y elaboración del Plan de la Patria que nos va a regir del período 2019 – 2025 cuando ustedes me elijan presidente de la República…”, dijo, con una sonrisa sádica, como recordando a cada uno de los venezolanos que hoy están comiendo basura.

“Es verdad que es mucho lo que hemos hecho estos años. Es verdad. Pero también es una gran verdad que falta todavía mucho por hacer para tener una patria potencia, para lograr el desarrollo y el crecimiento económicos que necesitamos, para lograr la prosperidad económica que necesitamos. Y así como yo les dije que votaran por la Asamblea Nacional Constituyente y yo les garantizaba la paz y cumplí, yo les digo: Voten por Nicolás Maduro Moros y les garantizo la prosperidad económica, el crecimiento de Venezuela en los años que están por venir. Lo juro. Y cumpliré”, acto seguido, ministros y militares presentes aplaudieron, conformes con la promesa, sonrientes, satisfechos de la comilona que habían tenido minutos antes en el palacio de gobierno.