lunes, 12 de febrero de 2018

febrero 12, 2018


En la Fuerza Armada Nacional el presupuesto para alimentación está siendo derrotado por la hiperinflación madurista y se las tienen que inventar para “estirar” el rancho


El hambre avanza a paso de vencedores dentro de la Fuerza Armada Nacional. El rancho que recibe la tropa y los oficiales cada vez es más escuálido. Hay reclutas que pensaron que haciendo el servicio militar resolvían, por un tiempo, la falta de comida en sus casas, pero tuvieron un duro contacto con la realidad y el hambre aprieta.

Las denuncias han sido hechas públicamente en diferentes partes de Venezuela. Reclutas que dicen haber perdido 15 kilos en tres meses fueron divulgadas en Barcelona, estado Anzoátegui. La “epidemia” pica y se extiende. Avanza a paso de “vencedores”.

Ahora la salida del personal de permiso los fines de semana se adelantó. Los mandan para sus casas los viernes antes de las seis de la tarde y pueden regresar los domingos a las ocho de la noche. De esa manera la Fuerza Armada Nacional se ahorra la cena del viernes y las tres papas del sábado y las del domingo. Es una manera de “estirar” la comida que hay en los cuarteles. En momentos en que se empieza a hablar de una invasión imperial es muy malo tener el estómago medio vacío. La puntería no será la misma.

0 comentarios:

Publicar un comentario