domingo, 11 de febrero de 2018

febrero 11, 2018





Enrique Ochoa Antich, exdiputado y directivo del movimiento Juntos, la Venezuela que viene, lamentó este sábado que la oposición no haya firmado el acuerdo de diálogo en República Dominicana.

“Ése es el fracaso político de dos liderazgos: el de un gobierno que se niega a ceder y el de una oposición maximalista plegada a la estrategia del todo o nada”, dijo. “la oposición cometió un nuevo error al no firmar el acuerdo pues era más lo que se conseguía que lo que no, como un CNE más equilibrado, la misión de observación de la ONU, y el sorteo de los miembros de mesa”.

Agregó que “la inmensa mayoría de venezolanos quiere superar este inútil pleito fratricida entre hermanos que ha convertido al país en un campo de batalla, y como todo campo de batalla se encuentra devastado”.

Participar en las presidenciales
Al reiterar la necesidad de participar en los comicios presidenciales pues “se lucha votando y no absteniéndose”, Ochoa Antich – cuyo nombre junto al de Ramón Guillermo Aveledo ha sido mencionado por el movimiento que dirige – insiste en que las fuerzas democráticas construyan una verdadera fórmula de unión nacional y, según dice, “no sólo de siglas de los disminuidos partidos opositores”.

“Me atrevo a proponerles a los cinco precandidatos mencionados hasta ahora que declinen sus aspiraciones y, como si fuesen nuestro cardenales, se reúnan para proponer por unanimidad a la consideración de los partidos y de la sociedad civil, el nombre de un venezolano independiente que nos una a todos”, dijo.

E insistió en la propuesta que Juntos ha sometido a consideración de la MUD y de otros factores políticos, civiles y sociales de la oposición:

1.- Un candidato presidencial independiente proveniente de la oposición.
2.- Un nombre para la vicepresidencia proveniente del chavismo democrático.
3.- Un gabinete de unión nacional.

La interferencia del “imperio”
Poniendo como ejemplo el de sociedades “más fracturadas y con más violencia política que lograron superar sus problemas y enrumbarse hacia una democracia plena mediante el acuerdo (Sudáfrica, Chile, España)”, Ochoa rechazó las continuas injerencias del gobierno de los EEUU en los asuntos internos de Venezuela que pudieran ser el anticipo de una intervención más directa – lo que a su juicio constituiría una verdadera catástrofe nacional.

“Una cosa es la beligerancia de organismos internacionales, en particular de derechos humanos, y otra totalmente inaceptable la de un imperio con tan poca moral en materia de derechos humanos como el estadounidense”, expresó.

Según su criterio, esa injerencia sólo ayuda al poder pues hace creíble la prédica de la guerra económica y demás coartadas oficiales. “Con amigos así, nadie necesita enemigos”, subrayó.

0 comentarios:

Publicar un comentario