sábado, 17 de febrero de 2018

febrero 17, 2018


Rafael Narváez, coordinador de la Asociación civil Defensa por los Derechos Civiles, rechazó que el Gobierno de Nicolás Maduro pretenda utilizar el éxodo masivo de venezolanos como herramienta para aplicar una “purga”, con el objeto de quedarse con un porcentaje mínimo de la población que no proteste.

En opinión del jurista, el Estado venezolano aplica e impone una política de desplazamiento forzado que ha traído como consecuencia una diáspora que se está profundizando y en la que se están yendo los mejores talentos por una fuga de cerebros nunca antes vista.

“Los venezolanos están saliendo por diferentes vías hacia un porvenir incierto porque en su mayoría no saben cómo serán recibidos en donde hayan fijado su destino. Es dramático ver como las bases del puente Simón Bolívar hacia Cúcuta no resisten el peso de miles de venezolanos que buscan nuevos horizontes ante un país como Venezuela que parece haberse quedado sin futuro”, destacó.

Asimismo, Narváez planteó la urgencia de establecer reuniones en el más corto plazo con la agencia de la Organización de Naciones Unidas para refugiados (ACNUR), así como con la delegación venezolana de la Cruz Roja internacional, para ver cómo se logra un encuentro con el Estado venezolano. “Es sumamente grave que mientras el desplazamiento de personas entre países ronda el 4 por ciento, esa cifra en Venezuela ya está por el orden del 10 por ciento, de acuerdo a información suministrada por ACNUR”.

Sobre las declaraciones que emitió Iris Varela en el canal del Estado, Narváez consideró que la dirigente oficialista “desprecia la vida”. “Nadie buscó que el país estuviese en ruinas, todo es producto de una mala política del Estado y del apartheid político del Carnet de la Patria y el Clap cuando todos deberíamos ser iguales ante la ley”.

0 comentarios:

Publicar un comentario