miércoles, 7 de febrero de 2018

febrero 07, 2018





El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, urgió a restaurar la democracia en Venezuela, de la que dijo que está sometida por un “régimen dictatorial”, al hablar en una rueda de prensa conjunta con el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, con quien se reunió hoy en Bogotá.

“Es urgente restaurar el cauce democrático en Venezuela, porque son los ciudadanos los que están sufriendo las consecuencias de una dictadura al garete”, manifestó el

Santos y Tillerson, que está en una gira por América Latina, se reunieron en la Casa de Nariño para conversar sobre asuntos de la agenda bilateral y regional, como la lucha contra el narcotráfico y la crisis de Venezuela, a cuyos ciudadanos Colombia seguirá “brindando asistencia humanitaria”, afirmó el jefe de Estado.

“La aguda crisis que atraviesa el vecino país -fruto de la fracasada revolución que abandera el presidente Maduro- tiene repercusiones enormes para Colombia y para toda la región”, aseguró Santos.

El mandatario colombiano afirmó que transmitió a Tillerson la preocupación de su Gobierno “por la grave situación que está viviendo el pueblo venezolano”, a lo que se suma la convocatoria de elecciones presidenciales antes de mayo de las que han sido marginados los principales líderes de la oposición.

“A la grave situación humanitaria que el régimen dictatorial se niega a reconocer, se suma ahora la convocatoria a elecciones presidenciales, unas elecciones que para nosotros no tendrían validez porque no ofrecen ninguna garantía, ninguna, y no las van a ofrecer”, subrayó Santos.

Maduro aspira a la reelección en las próximas presidenciales mientras que la oposición aún no ha decidido su participación.

Santos aseguró que las elecciones convocadas por el Gobierno venezolano no son libres porque su homólogo Nicolás Maduro sabe que en justa lid las perdería.

“Maduro no aceptaría jamás ir a unas elecciones libres y transparentes porque sabe que las pierde. Y en esas condiciones será imposible para Colombia, y pienso que para muchos países democráticos como los del Grupo de Lima, reconocer cualquier resultado”, agregó. 


Por su parte el secretario de Estado de EEUU aseguró este martes que Colombia será un jugador clave para la restauración de la democracia en Venezuela y abrió la posibilidad de “redireccionar” la ayuda destinada al país petrolero a los ciudadanos que han buscado refugio en la nación andina.

“Colombia ha sido un jugador muy importante para restaurar la democracia en Venezuela (…) intercambiamos ideas de cómo podemos trabajar con otros países de la región a través del Grupo de Lima y de la OEA para restaurar la democracia en Venezuela”, dijo Tillerson en Bogotá, donde se reunió con el presidente Juan Manuel Santos.

En este sentido, Tillerson, que está en una gira regional, agregó que el único objetivo de Estados Unidos es “lograr que Venezuela vuelva a respetar sus instituciones” y organizar unas “elecciones libres y justas para que el pueblo venezolano pueda expresar sus opiniones”.

Según la última estadística del Gobierno colombiano, unos 550.000 venezolanos se han asentado en el país y unos 37.000 llegan cada día, algunos buscando bienes de primera necesidad y muchos otros para huir de la crisis que viven en su país.

Además, el secretario de Estado agregó que mientras eso sucede, la situación en Venezuela “sigue deteriorándose”, por ello, aseguró que van a seguir trabajando “como socios” ante una “tragedia” de la que ambos son testigos.

Finalmente, explicó que van a “analizar las posibilidades de que estos (recursos) se puedan utilizar de esa manera”, puesto que Washington reconoce que la llegada de venezolanos “es un peso para Colombia”.