domingo, 18 de marzo de 2018

marzo 18, 2018


Por Paciano Padrón  /


Hay que tener los pies en la tierra y conocer cabalmente la realidad de la tragedia venezolana, para favorecer la vía que realmente pueda sacarnos de esta invasión extranjera de la que somos víctimas como pueblo. Un clavo saca otro clavo. Invadidos como estamos por el terrorismo internacional y el narcotráfico, por oficiales y soldados cubanos, iraníes, rusos y bielorrusos, sometida nuestra gloriosa Fuerza Armada por el G-2 cubano y otros terroristas que no le permiten reaccionar -como estoy seguro reaccionarán para volver a ser lo que han sido, soldados de libertad y guardianes de la democracia- requerimos de un Frente Multinacional de Liberación.

Hay venezolanos, algunos de ellos ilustres, que no terminan de entender esta realidad. Acabo de leer, escrito por un general venezolano en situación de retiro, que “hay que evitar la posible intervención militar multilateral, que constituiría una vergüenza nacional”. Por conocerlo, yo sé que este buen señor no considera una vergüenza nacional liberar a Venezuela. Pero está confundido, invasores son quienes la tienen postrada, explotada y en condiciones infrahumanas de hambre y enfermedades.

VENAMERICA, en reciente declaración emitida en el sur de Florida, manifiesta que “El régimen una vez más ha cerrado la salida electoral, estamos obligados a encontrar otra puerta de salida”, por eso trabajamos en una doble vía: en lo interno, en la formación de un frente de unidad para la liberación, “y en lo externo, en la puesta en marcha de la Fuerza Multinacional de Liberación, que solidaria con los venezolanos, nos brinde el apoyo necesario para restablecer la normalidad institucional, enfrentar el hambre y las enfermedades -la grave crisis humanitaria que hace morir a niños, adultos y ancianos- e iniciar el camino de la reconstrucción del país que dejamos de ser”.

Hemos dicho varias veces y es bueno reiterarlo hoy, que “Cuando en un Estado soberano se produzca violación masiva y sistemática de los derechos humanos, o situación de emergencia derivada de guerra civil, genocidio o hambruna, la comunidad internacional, los otros Estados y organismos multilaterales, tienen la obligación de intervenir, es lo conocido como injerencia humanitaria. Lo antes dicho es lo que ocurre en Venezuela, donde el régimen, como política de Estado, mantiene secuestrados a los ciudadanos e instituciones, crea y estimula la crisis y la muerte, para someter y doblegar la población, en su empeño de hacer sobrevivir un status quo que solo beneficia al terrorismo y al narcotráfico internacional. Tan cierto es lo que afirmamos, que el gobierno impide ponerle fin al genocidio, al no permitir que ingresen las donaciones de alimentos y medicinas que abundante y espontáneamente se han ofrecido, desde diferentes instancias. Eso rompería su estrategia”.

Hay quienes tienen miedo de llamar las cosas por su nombre y de enfrentar la realidad tal como ella es. Bolívar cuando arrancó la Campaña Admirable desde Colombia, se vino con soldados colombianos para someter al invasor español, era la ayuda solidaria por la libertad. Es lo mismo que hace años luego en la Batalla de Carabobo, cuando introduce a territorio patrio la Legión Inglesa y la Legión Irlandesa, para sumarla a la sangre criolla en procura de la libertad, o es la invitación que Bolívar y Miranda hacen a los franceses y a los haitianos para acompañarnos a consolidar la libertad de Venezuela. ¿Cómo queda la frase del general antes citada frente a este recuerdo histórico?: “hay que evitar la posible intervención militar multilateral, que constituiría una vergüenza nacional”. Una vergüenza nacional es la actual postración, el sometimiento a la invasión comunista, y a la presencia beligerante del narcotráfico y la guerrilla colombiana en Venezuela.

Pongamos los pies sobre la tierra. Concluye el documento de VENAMERICA: “Hoy, los venezolanos solos no podemos salir de esta situación dramática y delictual, requerimos de ayuda internacional humanitaria, la cual seguimos procurando ante los países amigos y hermanos de Venezuela, al fomentar la creación de la Fuerza Multinacional de Liberación”. Así lo declaramos.


E-Mail: pacianopadron@gmail.com
Twitter: @padronpaciano

0 comentarios:

Publicar un comentario