martes, 27 de marzo de 2018

marzo 27, 2018

Representantes estudiantiles y de los trabajadores aplaudieron la creación de la instancia, pero instaron a los partidos a mejorar su relación con las organizaciones sociales.



Carlos Crespo / 

Caracas. Representantes de los estudiantes y de gremios de trabajadores mostraron su satisfacción por la creación del Frente Amplio Venezuela Libre y señalaron que las organizaciones de la sociedad civil están teniendo un papel importante en las decisiones que toma esta instancia, en la que intercambian opiniones con los partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y las organizaciones del llamado chavismo democrático.

“Se hacen debates sabrosos”, indicó Julio César Reyes, coordinador nacional de Somos Ciudadanos, quien está participando en la parte operativa del Frente.

El Coordinador Nacional de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público, Servando Carbone, también destacó el hecho de que se haya logrado integrar a sectores tan disímiles, pero recuerda a los partidos políticos que no deben intentar “cooptar” a las organizaciones de la sociedad civil, pues los militantes de los partidos solo representan “un 10 %” de los sectores que se oponen al Gobierno. “Son una minoría dentro de la mayoría”.


El consejero de Desarrollo Estudiantil de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Nicola Yammine —representante de este sector en la coalición— aseveró que, a pesar de las diferentes ideologías y procedencias en la instancia se tiene presente que la prioridad es “salir del Gobierno y llamar a elecciones democráticas. Se comenten errores, no es perfecto, pero nosotros estamos participando y buscando que todos los sectores sean escuchados”.

Reyes apuntó que “ha habido disponibilidad absoluta de hacer las cosas bien”, sin embargo, también hizo una autocrítica sobre el funcionamiento de la coalición.

No hemos calado en la parte comunicacional con los ciudadanos. La gente pregunta sobre qué vamos a hacer y qué va a pasar. Ha faltado darle respuesta sobre los distintos escenarios, como la posibilidad de que la candidatura de [Henri] Falcón prenda, en ese caso ¿Qué va a plantear el Frente Amplio?



Carbone indicó que, por su naturaleza, los representantes de los partidos en el Frente concentran su mensaje en el tema electoral, dejando por fuera temas ciudadanos como la inflación, la inseguridad o las condiciones de los trabajadores. Señaló que esto se observa cuando las organizaciones políticas se reúnen con el Gobierno, en procura de condiciones electorales, mientras que la sociedad civil queda al margen de esas discusiones. “Ahí pueden decidir que las elecciones son en julio, pero para los grupos de la sociedad civil el problema no es si son en julio, sino que se hagan cuándo y cómo dice la Constitución”.

Reyes, por su parte, opinó que el mensaje de no votar en los comicios no está llegando a las personas. “La gente no está conforme. Hay que enviar un mensaje claro en Caracas, que se repita en las regiones. Entendemos que hay problemas en las regiones por falta de información, esta debe ser transparente”.

Carbone añadió que los partidos deben evitar “usar a la sociedad civil cuando les conviene” y buscar integrarse más para que las acciones de todas las organizaciones se realicen de manera conjunta. “Tenemos que tener definido ese mecanismo para que se recojan las propuestas rápidamente y que el liderazgo político asuma su responsabilidad de organicidad. Venezuela necesita que sus líderes políticos y sociales, que quieren un cambio y democracia, puedan llegar a un gran acuerdo nacional”.

Reyes señaló que, además de la parte electoral, es importante que el Frente acompañe las protestas ciudadanas y se refiera a la crisis económica y social del país. “El Frente Amplio debe ir más allá de lo político, acompañar a la gente en su protesta y su lucha, llevar comida y alimentos a los niños, tocar el tema de los comedores escolares, tiene que que estar ahí al lado de los problema de la gente”.

El dirigente comunitario añadió que la coalición ya trabaja en sus estructuras estatales, municipales y parroquiales para mejorar la coordinación de las acciones. Carbone expresó que la agrupación “Venezuela no se rinde”, presentada días antes del Frente Amplio, ya está “construyendo” la red social necesaria para la conformación de una estructura organizativa que permita coordinar protestas “no tradicionales” en todo el país. “Son cosas que no están en el librito, sugeridas por compañeros de la sociedad civil. La idea es que cuando esas propuestas lleguen se estructuren y se hagan con una conciencia clara —sobre lo que se va hacer— de toda la ciudadanía”.

0 comentarios:

Publicar un comentario