Lo más resaltante

miércoles, 14 de agosto de 2019

¿Hasta cuándo tanta escoria?

Johnny E. MOGOLLÓN E. /

Mientras unos se agarran del poder y otros se enchufan para enriquecerse con la crisis, nosotros, los pobres, quedamos en un estado de indefensión en el que somos blanco fácil para la delincuencia, los que bajo el amparo del régimen sustraen los bienes, propiedades y dinero de las arcas públicas, los que aprovechan la situación del país para vender en mil lo que vale diez y, por supuesto, los ladrones, extorsionadores y demás piltrafas sociales y alimañas a las que desde el año 99 se les ha permitido hacer de las suyas con total impunidad a cambio del apoyo que las bandas delictivas brindan al gobernante de turno en la persecución y represión a la disidencia.

Quizá este sea un momento propicio para que los venezolanos de bien, la gente decente de este país, comencemos a plantearnos una seria revisión de nuestra idiosincrasia, de esa forma estúpida que tenemos de romantizar la delincuencia y es que gracias a ello se escuchan pistoladas como que el que roba lo hace por hambre, no, el que tiene hambre se levanta temprano y busca trabajo, le es útil al país, el que roba, en cambio, nos hace daño, nos estorba, son escoria de la que más temprano que tarde tendremos que ocuparnos.

¿Qué debemos hacer con los malandros?
¿Hasta cuándo TÚ vas a seguir encerrándote en la casa mientras la delincuencia anda libre?
¡Proteger a tu familia es TÚ responsabilidad!
¡TÚ tienes el PODER de CAMBIAR esta situación!